martes, 15 de enero de 2013

A CIELO ABIERTO

A cielo abierto, Joao G. Noll

“A literatura, às vezes, é uma voz embriagada que canta”
J.G.Noll


Poco conocido aún en nuestro país, João Gilberto Noll (Porto Alegre, 1946) es considerado uno de los más importantes renovadores de la literatura brasileña, ganador en cinco ocasiones del prestigioso premio Jabuti, y con una sólida obra que cuenta con numerosas traducciones y adaptaciones cinematográficas. Su carrera literaria comienza en los 80 con una recopilación de cuentos, O cego e a dançarina, y se extiende a lo largo de trece libros hasta el publicado en 2012, Solidão continental.

A cielo abierto fue publicada originalmente en Brasil en 1996, viendo la primera edición en español –en Argentina y España– en 2009 de mano de la editorial Adriana Hidalgo y con la traducción de Claudia Solans.

Hablar de la literatura de Noll parece traer inevitablemente unida la comparación con  Beckett, aunque el autor considera que el estilo narrativo del irlandés no es la verdadera matriz de su obra,“excesivamente abstracto  apunta frente a la demanda de sensualidad de mis textos”.  Sí admite en cambio la influencia del cine, especialmente del de Godard y Fritz Lang, y de la música, que para él es la mayor de todas las artes. Reconoce su deuda con los autores existencialistas y entre los creadores de su país destaca su admiración por Clarice Lispector y por el escritor de su generación muerto precozmente, Caio Fernando Abreu.

La peripecia de A cielo abierto transcurre en un lugar y un tiempo indeterminados y su protagonista es –como en todos sus libros– un hombre sin atributos, un ser itinerante, perdido y dislocado en continua búsqueda de algo que no consigue identificar. Todo comienza con su viaje al frente de batalla para  intentar conseguir del padre –famoso general– la ayuda que requiere su joven hermano enfermo. Se ve alistado en esa guerra incierta, extravía a su hermano –al que vislumbra por última vez vestido con algo parecido a un traje de novia– y acaba desertando para comenzar una huida sin destino en la que se transformará en vigilante nocturno, esposo, ladrón, asesino y esclavo sexual en un carguero. La historia transcurre entre dos pesadillas: un recuerdo de infancia, que abre el libro, y la persecución como presunto terrorista en una lóbrega pensión portuaria, que lo cierra.

La corporeidad y las pasiones de la líbido se desbocan en una profusión viscosa y oscura, siempre en los límites de la dominación, la entrega y el abuso. No le interesa el enfoque social o psicologista, sino "la indistinción del sujeto social al borde de la afixia". Sus personajes son mutantes e imprevisibles, cambian de sexo y de destino en la poética propia de un “Teatro de la Aparición”.

No confía en las trilladas relaciones causales que establecen la realidad o la sintaxis,  pues para él la ficción debe cumplir una función metafísica donde el estilo represente una especie de somatización. Su objetivo es extraer del vientre estéril de la prosa la pasión inefable de la poesía y la música, como “un rayo sonoro en las bases del lenguaje.” Y lo consigue.

Noll, João Gilberto, A cielo abierto.Buenos Aires: Adriana Hidalgo editora, 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario